Si estás leyendo esto es porque probablemente estás al tanto de la situación del plástico en el planeta, estamos rodeados de partículas de plástico y de productos desechables. El plástico se demora miles de años en deshacerse y no sólo contamina el medio ambiente, también nos contamina a nosotros.

Es por eso que hoy queremos ayudarte a vivir una vida con menos plástico y por eso, te entregamos 10 consejos fáciles de realizar que te ayudarán a lograrlo. No es necesario hacerlos todos de inmediato, puedes ir de a poco incorporando estos cambios en tu vida. Quizás ahora parezca que son pasos pequeños pero a largo plazo, todo suma. 

  • Adiós bombillas de plástico: Recuerda que las bombillas de plástico tienen una vida útil muy corta pero se quedan por muchos años en el planeta, cuando vayas a tomar algo en algún lugar, pide tu vaso sin bombilla, no cambiará en nada tu experiencia pero ayudarás mucho al medio ambiente.
  • Evita papeles innecesarios: ¿Te has dado cuenta la cantidad de boletas que te dan cada vez que compras?, no siempre son necesarias, algunas vienen plastificadas por lo que es imposible reciclarlas. Lo mismo ocurre con folletos y papelería, lo ideal es rechazar lo que no se pueda reciclar. 
  • Usa tu propia bolsa: Este es un consejo que cada día se lleva más a la práctica, en algunos lugares el uso de bolsas plásticas está restringido, por lo que siempre es útil llevar tu propia bolsa re utilizable al momento de comprar, pero no te limites a llevarlas sólo a los lugares en los que hay restricción, ¡lleva una contigo todo el tiempo!. 
  • Menos empaques: Seguramente al ir al supermercado has visto como algunas frutas y verduras vienen envueltas en plástico, lo mismo pasa con otros productos. Por eso, para reducir tu consumo de plástico, una buena opción es elegir comprar los productos que tengan menos empaques, menos envoltorios o que vengan en empaques reciclables. 
  • Cámbiate a la copa menstrual: Este es un tema para conversar, el uso de toallas higiénicas y tampones genera una enorme cantidad de residuos plásticos, para evitarlos, haz el cambio a una opción como la copa menstrual. Una sola copa dura años, mientras que una toalla higiénica, se demora menos de un día en ser basura.
  • Olvídate de los cubiertos plásticos: ¿Sueles comprar comida para llevar?, la próxima vez que lo hagas pide tu comida sin cubiertos plásticos y usa los que tienes en tu casa, la diferencia será lavarlos luego de usarlos pero es un esfuerzo pequeño para una gran recompensa. 
  • Elige bien lo que compras: Para que tu decisión de compra refleje lo que realmente quieres para nuestro planeta, prefiere marcas que se preocupen de generar menos residuos, que tengan envases reciclables, que no tengan empaque o que sean compostables. 
  • Café para llevar: Si eres de esas personas que necesita un café para despertar y que compra café para llevar, te sugerimos cambiar la forma en la que tomas el café de máquina en vaso de plástico, llevando tu propio vaso reutilizable.
  • Usa tu propia botella reutilizable: Si tomas mucha agua durante el día pero no quieres seguir comprando botellas plásticas que después se vuelven residuos, invierte en una buena botella de vidrio o acero inoxidable para llevarla contigo a todas partes, además de ayudar al medio ambiente, también ayudas a tu bolsillo. 
  • Prefiere la venta de productos a granel: En muchas ferias libres o tiendas establecidas puedes encontrar productos a granel, para comprarlos sin plástico puedes llevar tus propias bolsas de tela o frascos de vidrio que además de ser lindos, puedes reutilizarlos las veces que quieras.