Esta iniciativa, impulsada por su dueño, se viralizó rápidamente por redes sociales siendo replicada rápidamente en otros lugares.

El verano se acerca y las regiones costeras ya se preparan para recibir a una gran cantidad de personas en sus playas, es por esto que es necesario disponer de medidas en favor del cuidado y la limpieza de los bordes costeros, generando campañas que motiven al público para hacerlo de forma consciente.

Fue por esto que Alan Vogt, dueño de la escuela de surf “Vogt Ocean” en Iquique, decidió hacer clases gratis a cambio de una botella individual (500 c.c) llena de colillas de cigarro. El deportista tuvo esta idea luego de terminar su jornada laboral, ya que al dejar su sector de trabajo limpio, se percató que las máquinas que limpian la playa no se llevan las colillas de cigarro, por lo que comenzó a recolectarlas en una botella y la llenó en menos de una hora.

Esta idea fue publicada por Alan en Facebook, logrando alcanzar más de mil likes y tres mil comentarios apoyando la iniciativa. Luego de viralizarse de manera veloz, fue contactado por un privado, quién le comentó que las colillas recolectadas podrían servir para crear cuadernos, mediante un proceso de reciclaje.

Es importante dar a conocer este tipo de iniciativas para crear una conciencia colectiva acerca del cuidado del borde costero y buscar replicar ideas como la de Alan en todas las playas de nuestro país.

Fuente: Bío Bío