Los primeros resultados de la elaboración del Plan de Energía Regional –  mediante mapas que delimitan y definen las zonas potenciales para el desarrollo de proyectos de generación y las inversiones del Estado en favor de la ruralidad -, fueron presentados en un taller en La Serena que convocó a actores de los más variados ámbitos.

La actividad reunió a representantes del sector minero, construcción, empresas de energía, de las municipalidades, servicios públicos y el sector académico, quienes vieron plasmados sus aportes de talleres anteriores en la elaboración de sitios preferentes  considerados al momento de definir zonas de desarrollo energético en materia térmica, solar, eólica, minihidro, y redes de transmisión, teniendo en cuenta  las restricciones actuales por sitios turísticos, de conservación o por pedimentos mineros.

El Seremi de Energía, Marcelo Salazar, destacó que en esta etapa de diagnóstico se está ponderando la importancia de las variables que determinan el Plan Regional. La autoridad subrayó que “es muy importante que la Región de Coquimbo cuente con este Plan porque es un instrumento fundamental para definir, focalizar, priorizar y diseñar políticas públicas que tengan un real impacto en el desarrollo de las personas y en el mejoramiento de la calidad de vida de cada una de las personas en los territorios”.

Para Silvia Trejo, consejera de la Cámara Chilena de la Construcción sede La Serena, la propuesta es necesaria ya que invita a los actores a aportar al desarrollo de la Región. “Es necesario sumar, por tanto, este plan es algo potente, necesario y somos pioneros a nivel nacional. La Cámara está interesada en la sostenibilidad, y uno de los pilares importantes es el tema energía”, dijo.

Por su parte, Sonia Montecinos, académica de la Universidad de La Serena, valoró que los aportes de los talleres anteriores estén incorporados en el Plan Regional, junto con que existan instancias de discusión para abordar un problema con distintos puntos de vista. “Por ejemplo se ha analizado la incompatibilidad de suelos agrícolas para proyectos de energía, pero también se estudia la factibilidad de que ambas actividades puedan convivir, midiendo el rendimiento de paneles solares en altura, que afectan de manera positiva al secano o ayudan a reforestar”.

El Plan de Energía Regional se enmarca en un convenio entre el Ministerio de Energía y el Gobierno Regional, por un monto de 100 millones de pesos, iniciativa a cargo de la SEREMI del ramo y la consultora Deuman.

FUENTE: MINISTERIO DE ENERGÍA